¿Desodorante o antitranspirante?

¿Desodorante o antitranspirante?



 

Aunque ambos parecen lo mismo presentan diferencias bien marcadas.

El desodorante tiene como función principal oler bien y como tal posee normalmente una fragancia y -etanol- que enmascara el mal olor. La mayoría de ellos tienen una efectividad de unas 12 horas. En ningún caso los desodorantes evitan la transpiración sino que la enmascaran. Estos cosméticos pueden ser pulverizados por todo el cuerpo sin ningún temor. No es aconsejable su uso para personas que posean un olor corporal muy fuerte.

El antitranspirante si evita la secreción del sudor pues tapona las glándulas de transpiración con pequeñas cantidades de sales de aluminio. Estas partículas se mantienen aproximadamente durante un periodo de 3 o 4 días antes de conseguir desprenderse con el agua. Estos productos no deben ser aplicados por el resto del cuerpo ya que podrían taponar los poros. Su duración y efectividad es mayor que la de los desodorantes. Por otra parte los antitranspirantes evitan el crecimiento de bacterias mientras que el efecto bacteriano en el caso de los desodorantes es menor y mucho menos duradero.

Si lo que quieres es protección máxima, elige un antitranspirante, sugiere el dermatólogo David Bank. Las bacterias que se alimentan de los compuestos químicos del sudor de las axilas provocan mal olor. Un desodorante controla las bacterias, pero no hace nada por el sudor; en cambio, un antitranspirante controla ambos.

Aplica el antitranspirante cuando las axilas estén un poco húmedas (por ejemplo, al terminar de bañarte). Esto permitirá que los ingredientes activos penetren en las glándulas sudoríparas con mayor facilidad.


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Evita el molesto sudor

Cáncer de ovario

"El último duelo"

13 cosas que los expertos no te dicen sobre la pérdida de peso

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK