Secretos de Le Personal Coach

Secretos de Le Personal Coach




La consejera de salud de las superestrellas revela sus secretos para incluir el ejercicio de manera furtiva en tu día.

Todo el mundo —el médico, tu madre, la recepcionista del trabajo— te dice que debes hacer ejercicio. Sin embargo, nadie te dice cómo se supone que vas a incluirlo dentro de un día atiborrado de tareas, pendientes, viajes, comidas y reuniones desde las 6 de la mañana hasta la medianoche.

Yo sí te lo puedo decir.

Te puedo enseñar cómo integrar el ejercicio y el movimiento en cada aspecto de tu vida, y si haces esto, podrás reconstruir, renovar y darle nueva forma a tu cuerpo sin esfuerzo en un dos por tres. Es más, puedes lograrlo sin agregar un solo minuto más de trabajo a tu ajetreado día.

¿Cómo?

Desde moldear tu trasero mientras te cepillas los dientes hasta ejercitar discretamente los muslos en el trabajo, este enfoque al ejercicio ve con mirada fresca la forma de quemar calorías y ayuda a desarrollar un cuerpo fabuloso. Mi técnica le quita poco o nada de tiempo al trabajo y a la familia. Y funciona. De hecho, 92 por ciento de los que aprendieron estos consejos y trucos a través de mi programa LeBootCamp perdieron peso y le dieron una nueva forma a su cuerpo, ¡con un promedio de casi 12 kilos perdidos jamás recuperados!

Si actrices como Halle Berry y Angelina Jolie pueden confiar en ejercicios integrativos como éstos para mantenerse en forma mientras realizan sus actividades, ¿por qué tú no? Prácticos y sencillos, estos ejercicios, que se realizan de día y de noche, se convertirán en hábitos con los que pronto no podrás dejar de vivir, y lo mejor es que notarás resultados visibles en sólo un mes.

Empieza bien el día. Haz 50 saltos con palmadas por la mañana, antes del desayuno, ¡y aumenta tu energía!

Dos minutos de estos saltos harán maravillas en la densidad ósea. Sólo procura usar tenis o zapatos diseñados para absorber el impacto que recibe tu cuerpo al caer con tal fuerza.

¿Quieres tener un bonito trasero para lucir ese traje de baño en el verano? Mientras te cepillas los dientes, párate derecha y dobla ligeramente las rodillas. Tensa los músculos abdominales y mantén recta la espalda (no se vale arquearla) mientras inclinas las caderas hacia delante al mismo tiempo que contraes los glúteos. Regresa las caderas a su posición original. Asegúrate de tensar los músculos fuertemente cuando inclines las caderas hacia adelante. Si pasas 6 minutos diarios en el cepillado de dientes, son 42 minutos por semana de tensión de glúteos, el equivalente a una clase de gimnasio para endurecer estos músculos, ¡y sin todo el sudor!

 

Por Valerie Orsoni


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Secretos de Le Personal Coach

La mejor manera de perder peso

Cómo ejercitarse para bajar de peso

Una mañana ideal

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK