Amistad entre mujeres

Amistad entre mujeres



 

Conozco a muchas mujeres que son mejores amigas de hombres que de personas de su mismo género. Inclusive su círculo social está formado en su mayoría por varones. ¿Es una tendencia o siempre ha sido así?

Cuando las mujeres se unen y se comprometen mutuamente a formar parte de un círculo de amigas, están creando un crisol de transformación para sí mismas y un vehículo que propicia el cambio colectivo.

Sin embargo para que esto ocurra no basta con ser del género femenino, dado que muchas mujeres no confían en otras al verlas como rivales ante los hombres, porque piensan que es una competencia que les quita oportunidades, o bien porque piensan que el género femenino es inferior.

¿Ustedes creen que esto es verdad?

Pero como contrapeso, entre las mujeres el arquetipo de la hermana, la madre y la anciana es lo que le facilita identificarse a la una con la otra, más allá de los límites racionales y religiosos, es esa capacidad de sentir una vinculación afectiva o emocional lo que a las mujeres les permite reconocerse una a otra y generar empatía y solidaridad y de hecho poder establecer una amistad.

El poder invisible de los círculos de amigas sobre las mujeres que los componen es extraordinario puesto que permite la autoestima, el éxito y el desarrollo del talento, que tiene que ver con el hecho de que nos hayan escuchado y valorado, amado por lo que somos, animado y apoyado para que llevemos a cabo aquello que nos creíamos incapaces de hacer, puesto que cuando existe un apoyo práctico, o psicológico que pueda provocar un cambio significativo, es mucho más probable que ese cambio suceda; el hecho de que otras mujeres crean en nosotras, o tengan el mismo punto de vista, o bien sean modelos de conducta, tiene una influencia invisible y poderosa.

¿Es difícil hacer amistad entre mujeres?

 


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Comida artificial = niños nerviosos

Vive la vida como sueñas

Consejos para subir tu autoestima

La receta para el dolor crónico

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK