Irritación de los ojos: causas y cuidados

Irritación de los ojos: causas y cuidados



 

El enrojecimiento de los ojos se debe a la presencia de vasos sanguíneos hinchados y dilatados, lo cual provoca que la superficie ocular luzca roja o inyectada en sangre.

Hay muchas causas posibles y algunas de ellas pueden ser preocupantes o incluso emergencias médicas, mientras que otras no ofrecen ninguna consecuencia o no preocupan en absoluto. Por lo general, el grado de enrojecimiento o apariencia de sangre no se correlaciona con la gravedad de la situación. Generalmente es más importante ya sea que usted tenga dolor ocular o deterioro en la visión.

 

Las infecciones o inflamación en el ojo se pueden presentar en lugares diferentes y causan enrojecimiento al igual que posiblemente picazón, secreción, dolor o problemas en la visión.

Blefaritis: inflamación de los folículos de las pestañas a lo largo del párpado, causada por bacterias de la piel. Es común que se presente picazón y los párpados pueden aparecer grasosos o con costra.

Conjuntivitis: inflamación o infección de la membrana que recubre los párpados y cubre la superficie del ojo (la conjuntiva). Esta afección a menudo se le llama “conjuntivitis aguda” y puede ser causada por un virus, bacterias, alergia o irritación. Si es causada por un microorganismo es altamente contagiosa.

Conjuntivitis alérgica: irritación de la membrana transparente y delgada que se llama conjuntiva que cubre el globo ocular y el interior de los párpados, por lo que podrían enrojecerse e hincharse los ojos. También podrían picarte, dolerte o llorarte los ojos. También conocida como “ojo rojo”.

Úlceras corneales: úlceras que aparecen en la cubierta externa del ojo, por lo regular debido a una infección bacteriana o viral.

Uveitis: inflamación de la úvea, que abarca el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. Esto con frecuencia está relacionado con un trastorno autoinmunitario, una infección o una exposición a toxinas. A menudo, sólo el iris está inflamado, en cuyo caso se denomina iritis.

 

Otras causas potenciales pueden ser:

Frío o alergias

Objetos extraños en el ojo que lo cortan o le causan daño.

Glaucoma agudo: incremento súbito en la presión ocular que es extremadamente doloroso y causa trastornos visuales graves. Ésta se considera una emergencia médica. La mayoría de las veces el glaucoma es crónico y gradual.

Abrasiones corneales causadas por la arena, el polvo o el uso excesivo de lentes de contacto.

Problemas de sangrado (por ejemplo, a causa del excesivo uso de medicamentos anticoagulantes)

En caso de fatiga o tensión ocular, trate de dejar descansar los ojos. No se requiere ningún tratamiento.

Si tienes conjuntivitis: evita tocar el ojo infectado y luego frotarte el otro ojo, ya que la infección se puede diseminar de un ojo a otro.

No use maquillaje ni lentes de contacto hasta que la infección haya desaparecido. Deshágase de elementos como éstos que haya usado en el ojo infectado.

 

Acuda al hospital si:

El ojo está rojo después de una lesión penetrante.

Tiene dolor de cabeza junto con visión borrosa o confusión.

Está viendo halos alrededor de las luces.

Presenta náuseas y vómitos.

 

Consulte con el médico si:

Sus ojos permanecen rojos por más de uno o dos días.

Presenta dolor ocular o cambios en la visión.

Toma medicamentos anticoagulantes como warfarina.

Puede tener un objeto extraño en el ojo.

Es muy sensible a la luz.

Presenta una secreción amarilla o verdosa de uno o ambos ojos.

 


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Ríete con frecuencia

Di “gracias”

Remedios naturales para evitar la migraña

Tés y sus beneficios para tu salud

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK