"Si hubiera..." detección temprana del cáncer cérvico uterino



Cada año mueren en México cerca de 4 mil mujeres a causa del cáncer cérvico uterino, pese a que es una de las displasia que es considerada curable y cuya detección es sencilla y a un costo accesible. Lamentablemente una parte importante de los casos son detectados en etapas avanzadas, cuando las oportunidades de curación son menores. Una razón es que las mujeres en riesgo no acuden a los servicios médicos de manera periódica y ni se realizan los estudios requeridos por su perfil de edad. De acuerdo con del *Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, sólo cuatro de cada diez mujeres acude al ginecólogo una vez al año (Encuesta 2015).

Por ello, Conocer para vivir lanza la campaña “Si hubiera…” cuyo objetivo es motivar a las mujeres, especialmente en sectores de menor ingreso o en condiciones vulnerables (sexoservidoras) a realizarse los estudios de detección que pueden salvarles la vida. La Norma Oficial Mexicana 014-SSA2 señala que a partir de los 25 años, es necesario que toda mujer con vida sexual activa se realice un Papanicolaou, que es la técnica de tamizaje para cáncer cérvico uterino más utilizada en el Sector Salud en México. El PAP o citología exfoliativa es una prueba de bajo costo, sencilla y con una alta especificidad (95%) y sensibilidad (90%) para la enfermedad.

Según la NOM, el PAP se realizaraì cada tres años en aquellas mujeres con dos citologías previas anuales consecutivas con resultados negativos.

Para diseñar la campaña y probar su efectividad, contamos con el invaluable apoyo de pacientes que han experimentado el diagnóstico de este padecimiento. Por ello, su perspectiva es única -plantea Carolina Eslava, Presidenta de la asociación-. Si bien algunas personas pueden considerar que es una campaña  `fuerte´, el objetivo es lograr que las mujeres en riesgo se den cuenta de que el problema existe y que acudir a la brevedad su servicio médico o a su ginecólogo puede salvar su vida”.

La vocera de esta campaña es Lila Deneken, cantante y actriz de teatro, quien recuerda que no solo las mujeres más jóvenes deben acudir a su revisión médica. Existen mujeres mayores que consideran que, al no tener una vida sexual tan activa o vivir el climaterio (menopausia), no corren riesgos. “Pero dado que una displasia tarda de 10 a 15 años en convertirse en cáncer, insistimos que hay mucho que hacer para poner un alto al cáncer cérvico uterino”.

La campaña estará vigente de agosto a noviembre de 2016. Se difundirá en espacios como el metro de la Ciudad de México, zonas urbanas en pobreza, en grupos de atención a mujeres sexoservidoras y mujeres en el sector informal (vendedoras ambulantes, mujeres en situación de calle). El objetivo es lograr que un mayor número de mujeres conozcan que tanto los estudios para la detección oportuna como el tratamiento se encuentran cubiertos en el Seguro Popular y sólo requieren afiliarse gratuitamente al mismo.

Hoy nuestro llamado a la acción para mujeres y hombres es:

- Si eres mujer acude a tu clínica de salud o ginecólogo para que te realicen el Papanicolaou o prueba de VPH.

- Si eres hombre, acompaña a la mujer que más ames a la clínica o al ginecólogo (Abuela, mamá, tía, esposa, hija, prima o amiga).


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

¿Sufres de migrañas antes de la regla?

La atracción emocional en la pareja

El arte de ofrecer disculpas

La clave para una vida larga

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK