Principios y tipos de masaje

Principios y tipos de masaje



El masaje puede amortiguar dolores y molestias, eliminar tensiones y favorecer, aunque de forma transitoria, la circulación. Pero no hace perder peso más que temporalmente y no debe ser considerado como sustitutivo del ejercicio.

Relajante o estimulador

El masaje es un método con fines terapéuticos o estéticos que consiste en friccionar, percutir, sobar o tocar una parte del cuerpo con las manos, con los dedos o con ayuda de aparatos especiales. Concretando más, diremos que el masaje tiene una doble finalidad:

  1. Exteriormente, su objetivo es suavizar la piel y mantenerle o devolverle la elasticidad y el tono.
  2. Interiormente, activa la circulación sanguínea y linfática.

Así, el masaje favorece el intercambio de oxígeno y alimentos, lo que mejora la actividad celular y la eliminación de desechos. Actúa en las terminaciones nerviosas y, según el tipo de masaje que se practique, puede provocar una sensación de relajación o de activación muscular.

Suavidad y limpieza, claves del masaje

En cualquier tipo de masaje los movimientos han de ser precisos, seguros, armoniosos y agradables, y han de abarcar la totalidad del músculo sobre el que se trabaja. La velocidad de los movimientos y la intensidad de la presión con que se ejercen serán constantes o variarán de forma gradual, evitando transiciones bruscas. Y, naturalmente, para practicarlo es imprescindible una higiene perfecta de la masajista, quien se lavará las manos antes y después de practicarlo, y de la persona que recibe el masaje, que deberá tener la piel perfectamente limpia.

Diferentes tipos de masaje

Según el instrumento con que se realiza, el masaje puede ser: manual, cuando se utilizan las manos; mecánico, cuando se realiza con diversos aparatos, e hidromasaje, cuando se hace mediante la presión de los chorros de agua.

Según la finalidad principal, será: terapéutico, si tiene carácter médico, y estético o vital, si su finalidad principal es la belleza, aunque también pueda ejercer efectos beneficiosos para la salud. 

Según la amplitud de la zona se hablará de masaje: facial, cuando se limita al rostro y cuello; corporal, cuando abarca el cuerpo entero, y parcial o zonal, cuando se realiza solo sobre una parte del cuerpo en específico.

 

 


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Cuidados básicos para ojos

Mascarilla verde curativa

¿Problemas al afeitarse?

Elige tu crema solar según tu tipo de piel

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK