Las piernas, dos esbeltas columnas

Las piernas, dos esbeltas columnas



Para avanzar por la vida, en sentido literal, necesitamos dos buenas piernas , resistentes. Pero, además nos gusta lucirlas esbeltas y bien formadas; por eso es justo que les dediquemos especial atención.

¡Demasiado delgadas!
Si tus piernas son demasiado delgadas, debes hacer much ejercicio más allá del gimnasio. Es conveniente, por ejemplo, que practiques media hora diaria de bicicleta, que subas cuestas y camines bastante en el día a día. La caminadora es ideal para trabajar la aprte inferior del cuerpo, tonifica y fortalece los músculos de glúteos y piernas.

Concretando, en lo que se refiere a los ejercicios gimnásticos, hay que tener especialmente en cuenta que los que se realizan de puntillas ayudan a fortalecer los músculos de las pantorillas, dándoles una apariencia más firme.

¡Demasiado gruesas!

Un régimen para adelgazar no resolverá totalmente el "problema" de unas piernas gruesas, pero tampoco es solución intensificar demasiado los ejercicios gimnásticos duros, que podrían lograr un efecto contrario al deseado. Lo ideal es completar unos ejercicios adecuados con masajes, dados por una profesional cualificada para relajar el músculo. combinando ambas cosas, se obtendrán resultados muy positivos. Los movimientos gimnásticos con las puntas de ls pies estiradas son útiles para afinar los tobillos.

Un gimnasio puede ser un punto de encuentro, además de un lugar para tu sesión de ejercicio, pero si te resulta difícil la asistencia regular, puedes incluir en tu rutina 2 o 3 clases semanales en dónde encontrarás personas igual de motivadas.


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Secretos de Le Personal Coach

Consejos para empezar a hacer ejercicio

Las piernas, dos esbeltas columnas

Una mañana ideal

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK