Tomillo

Tomillo



 

Tomillo

La misma hierba que aporta sabor a salsas, sopas, rellenos, guisos y ensaladas es también un remedio casero práctico y efectivo para la tos. Se trata de un potente germicida que ha sido aprobado en Alemania para tratar la bronquitis, la tos ferina y las infecciones del tracto respiratorio superior. El aceite esencial, diluido, ayuda a prevenir problemas de las encías y el pie de atleta. Y hay algo más que seguramente no sabías: el té de tomillo puede neutralizar las flatulencias con mal olor.

¿Qué contiene?

El timol, que es el constituyente medicinal que más abunda en el tomillo, extermina los gérmenes Porphyromonas gingivalis, Selenomonas artemidis y Streptococcus sobrinus, que comúnmente se asocian con las enfermedades periodontales, las caries y las infecciones bucales. El tomillo también contiene flavonoides, que previenen espasmos musculares, y ácido rosmarínico, un antioxidante que ayuda a reducir la inflamación.

El tomillo combate la tos

Las propiedades expectorantes, antisépticas y antiespasmódicas del tomillo ayudan a quitar la tos, aligeran la congestión y combaten las infecciones en garganta y pulmones. Otro motivo que justifica su efectividad como remedio para la congestión y la tos es que el aceite de tomillo, si se ingiere, se elimina del organismo a través de los pulmones. En consecuencia, sus componentes curativos pueden actuar directamente donde más se necesitan.


Compartir Artículo
Facebook Twitter
Publicaciones de Interes

Espagueti con alcachofas y habas verdes

Huevos a la Florentina

Budín de frutos rojos

Bebidas saludables y refrescantes

Comentarios

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK